«Versos y utopías» antología de 130 poetas y poetisas, de Francisco Trujillo

El autor, Francisco Trujillo, nos entrega un valioso resumen de 130 escritores que engrandecieron la poesía en América Latina y el Caribe, y en la península Ibérica. El hilo conductor que reúne a estos poetas y poetisas de finales del siglo 19 y principios del siglo 20, es su gran sensibilidad social frente a las inequidades e injusticias, el haber militado en convicciones democráticas y humanistas en oposición al fascismo y a las dictaduras. Es un enorme y meritorio esfuerzo antológico que el autor pone en manos de los lectores.


Prólogo al libro «Versos y Utopías»

Mauricio Trujillo Uribe

El lector encontrará en este libro, Versos y Utopías, una recopilación de notas y referencias sobre 130 poetas y poetisas de origen latinoamericano y español nacidos en su mayoría entre 1875 y 1925. Ellos hicieron parte de un gran movimiento literario caracterizado por el aporte de las corrientes europeas del romanticismo y el modernismo, que se entronca con las tendencias innovadoras nacidas en América Latina, contribuyendo enormemente a la diversidad y riqueza del universo contemporáneo de las letras.

El autor, Francisco José Trujillo Trujillo, nos entrega un valioso resumen, a manera de antología, de escritores que no sólo engrandecieron la poesía sino también otros géneros como la novela, el cuento, la fábula, la narración, la prosa, el ensayo, la glosa, el teatro, la crónica y el periodismo. Se trata de un significativo recorrido por buena parte de los países de las Américas del sur, central y del caribe y por la península Ibérica. A lo largo de estas páginas encontramos personajes que escribieron desde un cierto número de poemas hasta aquellos prolíficos cuya obra se cuenta por tomos, todos ellos profundizando la identidad de sus raíces e idiosincrasia en el campo cultural.

Fueron luces de las lenguas castellana y lusitana: escritores españoles, argentinos, chilenos, uruguayos, brasileros, bolivianos, peruanos, ecuatorianos, colombianos, venezolanos, costarricenses, nicaragüenses, guatemaltecos, mexicanos y cubanos. Algunos son bien conocidos, siendo en su momento laureados con el premio Nobel, o ganadores de premios internacionales de letras, de premios nacionales de poesía y literatura, así como de otros enaltecedores reconocimientos. Otros murieron en la soledad y sólo alcanzaron la distinción o la fama después de su muerte.

No pocos conocieron el exilio, fueron perseguidos, encarcelados, estigmatizados, tuvieron infancias difíciles o atravesaron extraordinarias circunstancias. También, varios asumieron en el curso de sus vidas importantes cargos y responsabilidades. Sin embargo, en el inexorable “olvido que seremos” buen número de ellos son poco o nada recordados en nuestros días.

El hilo conductor con el que el autor reúne a estos poetas y poetisas es su gran sensibilidad social frente a las inequidades e injusticias, el haber asumido un compromiso con los pobres y los marginados de la sociedad, el haber militado en convicciones democráticas, populares y humanistas en oposición al fascismo y a las dictaduras.

Sus escritos evocan la relación con las personas humildes del campo, de pueblos y regiones, abordan lo indígena y el mestizaje, la modernidad con su desarraigo y sueños incumplidos, y la esencia de las dificultades de la vida en la cotidianidad. Pero todo esto, al fin y al cabo, para levantar la voz de la solidaridad y la esperanza y dejar que fluyan en versos las utopías de justicia social y fraternidad.

Escritores de condiciones y oficios diferentes, tales que lingüistas, diplomáticos, errantes, periodistas, políticos, rebeldes, artistas, abogados, docentes, economistas, bohemios, trovadores, autodidactas, magistrados, traductores, guionistas, pedagogos, combatientes, anarquistas, filósofos e historiadores. Hicieron de la poesía un vasto y fecundo campo de sentimientos y estética, de clamor y sonido, de léxico y bordado, para evocar pasiones, amores, anhelos, incertidumbres, iras, preocupaciones, alegrías y reflexiones alrededor de la sociedad y del ser humano en una época de grandes acontecimientos.

El autor cita los datos biográficos básicos de cada uno de ellos y hace referencia a las manifestaciones del mundo literario al que contribuyeron con su propio lenguaje: la Generación del 98, los Piedra y Cielo, los Ultraístas, el Grupo de Florida, el Grupo de los Nuevos, el Neopopularismo, la Generación del 27, el Vanguardismo Latinoamericano, el Grupo de Barranquilla, la Generación de los Cuadernícolas y la Generación del 50. Francisco menciona sus principales obras acompañándolas de breves e interesantes notas y en algunos casos con versos de las mismas. Es un enorme y meritorio esfuerzo antológico de lectura y síntesis que el autor pone en manos de los lectores.

Nacido en Bogotá, Francisco Trujillo, mi padre, ha sido un devorador extraordinario de libros toda su vida. En su juventud ingresó al Seminario de Madrid, Cundinamarca, de donde se retiró antes de vestir los hábitos. Educador y estudioso constante de los problemas sociales, económicos y éticos del trabajo, fue pionero de la Seguridad Industrial e Higiene del Trabajo en Colombia. Estuvo vinculado a los movimientos cooperativo, sindical y popular, así como a actividades políticas. Trabajó al lado del sacerdote Camilo Torres en el Movimiento para el Desarrollo de la Comunidad y fue cofundador del Frente Unido.

Junto con su esposa Tila Uribe publicó el libro Desde adentro en el que ambos relatan sus experiencias como presos políticos en el período del Estatuto de Seguridad en los años 70. Ha dirigido periódicos y colaborado con múltiples revistas, y es autor del Diccionario Sociopolítico Elemental y La dura ruta del trabajo. Igualmente, ha escrito ensayos sobre el subdesarrollo en Colombia y biografías cortas de luchadores populares relevantes.

Las notas y referencias que el autor escribió en los años 90 sobre estos 130 poetas y poetisas hispanoamericanos son, desde luego, sólo una muestra de los escritores comprometidos con los movimientos sociales y políticos de finales del siglo XIX y primera mitad del siglo XX. Ellas se recogen en Versos y Utopías gracias a la colaboración generosa de la Cooperativa Confiar, institución cuyos programas culturales hacen posible esta edición, esperando que este libro deleite y sirva de consulta a los amantes de la poesía.

Mauricio Trujillo Uribe
Bogotá, 1 de marzo de 2017


Texto que sólo compromete a su autor, de libre difusión, citando la fuente, el autor y publicando fiel copia del mismo

Prólogo al libro «Versos y Utopías» de Francisco Trujillo

Imagen: Portada libro Versos y Utopías, pintura de Francisco Trujillo Uribe

El NO ganó el plebiscito: no hay mal que por bien no venga, podríamos decir los del SI

El triunfo del NO puede abrir una nueva oportunidad para la paz, sobre la base de alcanzar un consenso nacional más amplio sobre los acuerdos, consenso necesario para la reconciliación del país.

Por Mauricio Trujillo Uribe

El pasado 2 de octubre, el NO ganó el plebiscito sobre los acuerdos de paz firmados en la Habana entre el Gobierno y las FARC, al alcanzar 50.2% de los votos depositados en las urnas, en medio de una abstención que superó el 60%.

Santos no estaba obligado a convocar este plebiscito para validar constitucional y legalmente los acuerdos de paz: la Constitución colombiana otorga las competencias necesarias al Presidente de la República para preservar y garantizar la paz del país. Él hubiese podido suscribir esos acuerdos directamente con el respaldo mayoritario del Congreso. Sin embargo, Santos quiso sacar adelante la refrendación de los acuerdos de paz para darles legitimidad política y, de paso, aplanar a su más enconado adversario político, el uribismo, convencido como estaba del triunfo del SI.

Varias cosas se mezclaron haciendo posible que la mitad de los votantes y cerca de 50 mil más, optaran por el NO. En primer lugar, el dolor y rechazo que las FARC han generado en su contra durante décadas en muchas regiones del país por sus abusos, secuestros y asesinatos. Además, gran número de colombianos no aceptan que los autores de crímenes de guerra y delitos de lesa humanidad no paguen cárcel. Tampoco ven una actitud sincera en el arrepentimiento de las FARC, ni les queda claro cómo repararán a sus víctimas.

Tuvo gran impacto el discurso fanático de oposición del expresidente Uribe, amplificado por su bancada en el Congreso, algunas iglesias cristianas y algunos periodistas y medios de comunicación. A todo ello se sumó la campaña de mentiras y desinformación a través de las redes sociales, numerosas noticias falsas de todo tipo circularon en contra de los acuerdos de paz. Contó también la baja popularidad del Presidente Santos, hubo mucha gente que votó NO como una manera de censurar su gestión de gobierno.

Éstas y otras razones permitieron que los promotores del NO ganaran; sus voceros hablaban de querer la paz, una paz a su manera, bajo una mirada del conflicto armado nublada por el rencor. Querían la revisión o supresión de varios puntos cruciales pactados en la Habana que de no haber sido incluidos en la mesa de negociación probablemente no se hubiese conseguido un acuerdo con las FARC, organización guerrillera que aun cuando debilitada no estaba vencida.

¿Qué sigue ahora? Se abre un período de incertidumbre, de forcejeo, pero también, paradójicamente, el triunfo del NO puede abrir una nueva oportunidad para la paz, sobre la base de alcanzar un consenso nacional más amplio sobre los acuerdos, necesario para una reconciliación del país. El Presidente debe hacer lo necesario para reconducir prontamente el proceso de paz con las FARC. Igualmente, explorar la posibilidad de involucrar al ELN a una nueva negociación, aunque parece difícil dadas las posiciones maximalistas y a la vez gaseosas de esta otra agrupación insurgente.

Se requiere el concurso de todos para encontrar la mejor salida a este impase nacional. Tanto las élites que respaldan a Santos, como la Iglesia Católica, las iglesias evangélicas, los líderes del NO, los partidos políticos y los representantes de los principales movimientos sociales, tienen el deber de encontrar un nuevo espacio de negociación para replantear la agenda de paz y acordar un mecanismo de validación legal y política que nos permita alcanzar un gran pacto nacional. En este sentido, si ello se logra, no hay mal que por bien no venga, podríamos decir quienes votamos SI en el plebiscito.

Mauricio Trujillo Uribe
Bogotá, 7 de octubre de 2016


Texto que sólo compromete a su autor, de libre difusión, citando la fuente, el autor y publicando fiel copia del mismo

Imagen tomada de las redes sociales

Por qué ganó el NO en la refrendación de los acuerdos de paz con las FARC

Resumen de los factores que jugaron en contra de la refrendación de los acuerdos de paz firmados en la Habana en el plebiscito realizado el 2 de octubre de 2016.

Por Mauricio Trujillo Uribe

Conocidos y analizados los resultados del plebiscito por los acuerdos de paz con las FARC en el que el NO ganó con 50.21% frente al SI con 49.78%, lo cual significa en la práctica que los votantes estuvieron divididos casi por igual, un resumen de 15 factores que jugaron en contra de la refrendación de los acuerdos de paz, es el siguiente:

1- El rechazo que las FARC han acumulado en su contra durante décadas, por causa de sus acciones violentas, sirvió de combustible al NO a pesar de que esta insurgencia ha demostrado su voluntad de paz.

2- El discurso radical del expresidente Uribe en contra de algunos puntos de los acuerdos, generó temor y alarma en amplios sectores de la población.

3- El púlpito fundamentalista de algunas iglesias cristianas empujó a sus feligreses y familias a una reacción disciplinada y movilizadora por el NO.

4- A través de las redes sociales, enemigos de los acuerdos alimentaron una campaña de mentiras y desinformación con grave eco en sectores populares.

5- La imagen desfavorable del presidente Santos en ciertos sectores, llevó a una parte de los votantes al NO como una forma de censura a su gestión.

6- El nombramiento del expresidente Gaviria como director de la campaña por el SI produjo inconformidad afectando la misma, al tiempo que la publicidad por el SI apuntaba en todas direcciones mientras el discurso del NO era básicamente el mismo.

7- El debate público sobre la ideología de género en la cartilla del Ministerio de Educación, asociado hábilmente por el ex-Procurador y grupos cristianos a los acuerdos, causó ampolla en muchas familias tradicionales.

8- Los reiterados anuncios oficiales de nuevos impuestos en la reforma tributaria que el Gobierno presentará próximamente al Congreso, ayudaron a tejer la idea de que con ello se financiaría el posconflicto, influyendo en contra del SI.

9- Ante delitos de lesa humanidad cometidos por miembros de las FARC, no pocos ciudadanos consideraban pertinente la sanción de cárcel; al creer desde su punto de vista que habría impunidad, inclinaron su voto hacia el NO.

10- Aunque las FARC pidieron perdón a las víctimas, no hubo suficiente claridad sobre cómo las iban a reparar, propiciando un sentimiento de incredulidad. A su vez, la entrevista a Romaña generó dudas sobre la autocrítica de la guerrilla acerca de la terrible e inhumana práctica del secuestro.

11- El anuncio de las FARC dos días antes del plebiscito sobre la entrega que harían de sus recursos monetarios y materiales en el curso de la proceso de implementación de los acuerdos, además de tardío contradecía sus declaraciones anteriores de que no tenían dinero pues lo habían gastado en la guerra. Ello generó desconfianza y favoreció el NO.

12- La jerarquía de la Iglesia Católica colombiana no se comprometió a fondo con el SI, a pesar del pronunciamiento del Papa Francisco.

13- La actitud retrechera del Vicepresidente frente a ciertos puntos de los acuerdos de paz, reflejada en los medios de comunicación, afectó el SI.

14- Las FARC anunciaron que entregarían los menores vinculados a su organización, sin embargo, salvo la entrega de unos pocos, la opinión pública se quedó esperando este gesto decisivo.

15- La escasa cultura política en amplios sectores de la ciudadanía se reflejó una vez más en abstención electoral; gran indiferencia ante un plebiscito que buscaba cesar un conflicto armado interno de más de 50 años.

Mauricio Trujillo Uribe
Bogotá, 5 de octubre de 2016


Texto que sólo compromete a su autor, de libre difusión, citando la fuente, el autor y publicando fiel copia del mismo

Foto: Revista Semana

Esperanza de paz en Colombia, la ciudadanía tiene la palabra con su voto


He escuchado con atención los argumentos del NO frente a los acuerdos del paz con las FARC y algunos parecen comprensibles y hasta justificables. Pero cuando se pone en la balanza el conjunto de lo acordado, queda claro que la refrendación de esos acuerdos es el mejor resultado para el futuro de nuestra juventud y de las generaciones venideras. ¡¡Votemos SI el próximo 2 de octubre!!

Por Mauricio Trujillo Uribe

Con la firma de los acuerdos del Gobierno y las FARC-EP el 26 de septiembre de 2016 en Cartagena, y la ratificación de los mismos por voto popular el próximo 2 de octubre, finalizará la guerra de esta organización contra el Estado colombiano, guerra que ha causado un inmenso daño a la sociedad y al país.

He escuchado con atención los argumentos del NO y algunos de ellos me parecen comprensibles y a primera vista justificables, pero cuando se pone en la balanza el conjunto de lo acordado, o sea, de un lado todos los reparos, y del otro todos los beneficios, queda claro que éstos pesan mucho más que aquellos y que el SI será el mejor resultado para el futuro de nuestra juventud, de nuestro desarrollo económico y cultural, de nuestra democracia, en fin, para nuestra vida y la de las generaciones venideras.

Sería magnífico que los acuerdos adelantados en la Habana contasen con un consenso nacional mucho más amplio o unánime, como si lo tienen en la comunidad internacional. Los acuerdos de paz viables, no los acuerdos ideales desde el punto de vista de una de las partes, son fruto de procesos de negociación.

En el caso colombiano, luego de más de 50 años de confrontación armada en que el Estado ha finalmente debilitado a las FARC sin vencerla, no se trata de acuerdos de claudicación de esta guerrilla sino de acuerdos en donde ambas partes pusieron desde el principio condiciones inamovibles para sentarse a la mesa, entendiendo igualmente que a partir de allí tendrían que hacer concesiones; ese era justamente el equilibrio necesario para abrirle paso al camino de la paz.

El gobierno puso desde el comienzo la línea infranqueable de la dejación de las armas por parte de las FARC a corto plazo apenas se firmasen los acuerdos, en otras palabras, la aceptación por parte de las FARC de la hegemonía del Estado en la detención y uso de las armas. A su vez, las FARC pusieron como condición que ninguno de sus miembros pagaría un día de cárcel, pues consideran que su causa ha sido en favor del pueblo colombiano. También hubo desde el principio otros inamovibles de lado y lado, por ejemplo, el mantenimiento del modelo económico por parte del Gobierno y la participación en política institucional por parte de las FARC. Ese era el marco a partir del cual ambas partes se sentaban a negociar para alcanzar acuerdos.

Los partidarios del No plantean la necesidad de renegociar algunas de las condiciones básicas que permitieron iniciar en su momento el proceso de negociación; ello sería desandar la esperanza de paz que hoy tenemos y entrar en un terreno de incertidumbre en el cual todo puede suceder.

¡¡Votemos SI el próximo 2 de octubre!!, «haciendo de tripas corazón» frente a los costos que nos parecen injustos, pero así mismo votemos SI con alegría y optimismo, con la certeza de que serán muchísimos más los beneficios que traerán estos acuerdos de paz a todos los colombianos, a América Latina y al mundo.

Mauricio Trujillo Uribe
Bogotá, 30 de septiembre de 2016


Texto que sólo compromete a su autor, de libre difusión, citando la fuente, el autor y publicando fiel copia del mismo

Imágenes de redes sociales

BOGOTÁ@21: Campus de innovación colaborativa

Presentación del Proyecto BOGOTA@21
a la RED JÓVENES EMPRENDEDORES BAVARIA

El Proyecto Bogotá@21 pretende ser un primer eslabón hacia un Parque de Ciencia Tecnología e Innovación de Bogotá. Consiste en crear un campus de innovación abierta y colaborativa para facilitar el surgimiento y desarrollo de nuevas industrias creativas, de servicios de economía del conocimiento y de proyectos de Ciudad Inteligente. Contamos ya con un espacio físico situado en una importante área empresarial de la ciudad, como aporte en comodato de la Empresa de Energía de Bogotá. Allí vamos a tener laboratorios, salas, oficinas, auditorio y cafetería, entre otros servicios, conformando un centro de innovación tecnológica con acento en lo digital y la mecatrónica. En Bogotá@21 se darán cita jóvenes emprendedores, grupos de investigación y desarrollo de universidades, empresas con retos tecnológicos y entidades del Distrito. En su primera etapa, la empresa Transportadora Gas Internacional, la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá y la Empresa de Acueducto de Bogotá, han contribuido con recursos, en el marco de un convenio, para la instalación y funcionamiento del campus. De otra parte, la Fundación del Grupo de Energía de Bogotá, promotor y operador del proyecto Bogotá@21, viene construyendo alianzas de diverso tipo, entre ellas con el sector privado, para que a mediano plazo el campus sea autosostenible y las sinergias presentes en el campus generen negocios de nuevo tipo. Esperamos que la próxima Administración Distrital que en el 2016 asumirá las riendas de Bogotá y de las cuatro empresas de servicios públicos patrocinadoras iniciales del proyecto, cualquiera que sea el alcalde electo, sabrá entender y dar continuidad a este importante proyecto de ciudad.


Por Mauricio Trujillo Uribe
*

Bogotá@21 es un proyecto de ciudad público-privado que busca crear un espacio de actividades, de proyectos y de negocios, con alto componente tecnológico, el cual queremos orientarlo hacia temas que se conocen como economía del conocimiento, nuevas industrias creativas y temas de ciudad inteligente y sostenible.

Instalaciones del Campus

Ubicación del Campus

Vamos a crear un campus de innovación abierta y colaborativa, un campus de inteligencia colectiva, en donde vamos a tener 4 actores:

  • el primer actor son empresas que tengan retos de innovación tecnológica a solucionar, y que la solución de esos retos les permita posicionarse mejor en el mercado, mejorar su negocio, mejorar su competitividad;
  • dos, vamos a tener un segundo actor, que son jóvenes emprendedores que quieran apostarle a esos retos de las empresas, que hagan propuestas de solución a esos retos, y que ambas partes lleguen a acuerdos contractuales de beneficio mutuo. También vamos a invitar a pequeñas empresas innovadoras que estén en fase de consolidación y que quieran hacer propuestas a esos retos. De otra parte, vamos a tener un componente de innovación abierta libre, con proyectos orientados a innovación social y temas creativos, temas que tengan que ver por ejemplo con arte contemporáneo y nuevas tecnologías;
  • el tercer actor son los grupos de investigación y desarrollo de las universidades, que la investigación de las universidades este asociada al sector productivo y también al sector público;
  • y finalmente un cuarto componente son los proyectos distritales con alto componente innovador.

Actores del Campus

En el caso de los jóvenes emprendedores, ellos van a tener entonces un doble objetivo, por un lado trabajar en la solución de los retos por los que fueron seleccionados, sean retos de innovación empresarial, sean retos de innovación libre. Pero al mismo tiempo van a tener acceso a asesorías y tutorías para que se conviertan en pequeñas empresas o despeguen y maduren sus empresas.

Entornos y Servicios del Campus

El campus tiene una inversión inicial que han puesto las cuatro empresas de servicios públicos del Distrito: la Empresa de Energía de Bogotá, la Trasportadora Gas Internacional, la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá y la Empresa de Acueducto de Bogotá, también participa la Secretaría de Desarrollo Económico del Distrito para acompañar los procesos de emprendimiento de los jóvenes emprendedores.

Principales beneficios del Campus

Esperamos que la próxima Administración Distrital que en el 2016 asumirá las riendas de Bogotá y de las cuatro empresas de servicios públicos patrocinadoras inciales del proyecto, cualquiera que sea el alcalde electo, sabrá entender y dar continuidad a este importante proyecto de ciudad.Y vamos a buscar que ese campus quede incorporado como parte o sea el primer eslabón hacia un Parque de Ciencia Tecnología e Innovación de Bogotá, que quede inscrito en el COMPES para que las empresas que pongan allí inversión puedan tener incentivos tributarios.

Total que este es un proyecto de ciudad, es un proyecto que le apunta además a que si este campus es exitoso como esperamos, atraiga, sea el epicentro para que nuevas empresas de nueva base tecnológica se instalen en el entorno y se vaya consolidando lo que Bogotá requiere, que es un polo de competitividad.

Y aquí tenemos una masa crítica fundamental, la inmensa cantidad de talento juvenil en Bogotá, de esta manera es una invitación a ustedes jóvenes a que se vinculen a este proyecto, Bogotá@21.

Mauricio Trujillo Uribe *
Cartagena, 3 de septiembre de 2015

* Director Fundación Grupo de Energía de Bogotá
   Ex Alto Consejero Distrital de TIC para Bogotá
   Ex miembro de la Junta Directiva de ETB
   Ex Director de proyectos de Ciudad Inteligente en Europa


Texto de libre difusión, citando la fuente, el autor y publicando fiel copia del mismo

Fuente: Presentación del proyecto Bogotá@21 en ANDICOM 2015

Fotos e imágenes: Archivo particular

Bogotá … hacia una Ciudad Inteligente

¿Qué caracteriza a una Ciudad Inteligente? Desde mi experiencia, considero que una Ciudad Inteligente es aquella que hace uso de las nuevas tecnologías, principalmente las digitales, para acercar a gobernantes y ciudadanos en una gobernanza más democrática y participativa; para generar dinámicas de apropiación social y cultural de la ciudad; para que los ciudadanos tengan diversas fuentes de información y sean también productores de información; para apalancar el emprendimiento innovador y negocios de nuevo tipo; para mejorar y fortalecer la gestión pública; y para modernizar los servicios públicos. Desde luego hay otros campos de aplicación, pero éstos me parecen fundamentales. Bogotá ha avanzado algo en esta dirección, aun cuando hay un largo trecho por recorrer.

Por Mauricio Trujillo Uribe *

Le correspondió a la Alta Consejería Distrital de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones liderar el Programa “Tecnologías de la Información y las Comunicaciones para Gobierno Digital, Ciudad Inteligente y Sociedad del Conocimiento y del Emprendimiento” del Plan de Desarrollo de Bogotá.

La Alta Consejería Distrital de TIC -ACDTIC- se creó en el 2012 y fui su primer director hasta finales de 2014. Regresé a Bogotá para ocupar este cargo luego de vivir en París 25 años y haber trabajado en los últimos 10 años en proyectos de Ciudad Inteligente para ciudades de Europa, Brasil y México.

Como Alto Consejero Distrital de TIC para Bogotá, puse en marcha la nueva entidad encargada de la política pública de apropiación y uso de las TIC, misión que siempre entendí debía hacerse en coordinación estrecha con las entidades del Distrito y aunando esfuerzos con el gobierno nacional y el sector privado.

En este campo Bogotá estaba en pañales. No existía una verdadera política distrital para el desarrollo de proyectos de Ciudad Inteligente, este tema se limitaba principalmente al manejo de los sistemas informáticos, compra de licencias de software y desarrollo de aplicaciones para cubrir necesidades internas de las entidades distritales. Tampoco existía entre las entidades una visión estratégica conjunta, ni una articulación y armonización en la materia: cada una de ellas funcionaba como toldo aparte, a pesar de la existencia de la Comisión Distrital de Sistemas, instancia inactiva desde hacía tiempo. Cambiar la visión y la cultura de los servidores del Distrito respecto a los alcances de las nuevas tecnologías, era un reto aún mayor.

En el primer año, 2012, fijamos el marco reglamentario de la Alta Consejería, conformamos un equipo de 40 profesionales y tecnólogos, hicimos el balance de lo existente e iniciamos los primeros proyectos. En el 2013 y 2014, ya viento en popa, dimos curso a los principales proyectos. Veamos algunos de ellos.

Cultura digital: Ciudad Inteligente para Ciudadanos Inteligentes
Podemos hablar de Ciudad Inteligente en la medida en que sus ciudadanos cuenten con una cultura digital amplia y asuman las nueva tecnologías con criterio propio, haciéndolas parte de su vida cuotidiana y de sus proyectos. Estas tecnologías permiten también al ciudadano no sólo ser consumidor de información, diversificando sus fuentes, sino productor de información, lo cual democratiza los procesos de difusión e información, sin desconocer los riesgos que este nuevo paradigma entraña en materia de noticias falsas en las redes sociales. De cualquier manera, la familiarización con las tecnologías digitales es un paso necesario para desenvolvernos mejor en la sociedad que hoy vivimos.

Con esta idea, pusimos en marcha el Mes TIC: una iniciativa inédita con más de 100 actividades barriales de cultura digital, que ha contado con el apoyo de Canal Capital, Universidad Distrital, ETB, Cámara de Comercio de Bogotá, Sena, CCIT y Cintel, entre otras entidades, y comunidades de software libre, llegando en el 2013 y 2014 a cerca de un millón de habitantes de las distintas localidades. Eventos como Bogotá Robótica en el Planetario Distrital, la Foto Maratón Digital en el centro de la ciudad,  TIC al Parque y Foros de Ciudad Inteligente en varias universidades, ofrecieron más de 200 horas de conferencias y permitieron visibilizar numerosos proyectos de investigación en temas TIC.

Arte urbano y nuevas tecnologías
En la era digital, la apropiación cultural del espacio público por parte de los ciudadanos cuenta hoy, en el mundo entero, con numerosas expresiones y posibilidade gracias a las nuevas tecnologías. El arte y los artistas en la calle contribuyen a la convivencia ciudadana y sus mensajes pueden influir en la juventud y público en general, promoviendo una cultura democrática y de paz, el conocimiento de nuestra historia y nuestra identidad.

Con esta perspectiva, numerosos bogotanos pudieron apreciar en la Plaza de Bolívar en las navidades de 2013 y 2014 un sorprendente espectáculo de Mapping sobre la fachada del Palacio de Liévano de la Alcaldía Mayor de Bogotá.

En el 2014 este evento también lo proyectamos sobre las fachadas de la Iglesia de Lourdes y la Iglesia del 20 de julio, con gran acogida de vecinos, transeuntes y turistas. Se realizó igualmente la Noche en Blanco, arte digital en la calle, en el Parkway de Teusaquillo con la participación de asociaciones, instituciones del Distrito y sector privado. Son nuevas expresiones visuales en las que el arte urbano y las nuevas tecnologías convergen.

De otra parte, quedó bien avanzado el proyecto liderado por IDARTES con el apoyo de la ACDTIC para construir en el sector de Las Aguas, centro oriental de Bogotá, una Nueva Cinemateca y Centro de Cultura Digital de última generación que brindará a jóvenes creativos la posibilidad de desarrollar sus propuestas audiovisuales.

Emprendimiento y nuevas industrias creativas
Las nuevas tecnologías representan una oportunidad para desarrollar nuevos emprendimientos y nuevos negocios. El talento y la innovación se conjugan para abrir paso a un sector creativo con gran potencial para generar riqueza y empleo. Son muchos los ejemplos en el mercado de esta nueva economía digital.

Con este enfoque, la Alta Consejería y la Universidad Distrital realizamos el Diplomado de Software Libre para Emprendimiento; con MinTIC y la Universidad Nacional puso en marcha el laboratorio digital ViveLabs ubicado en edificio de Señal Colombia Sistema de Medios Públicos; con Connect Bogotá, hizo el concurso Bogotá Piensa TIC; y con la Secretaría de Desarrollo Económico, desarrolló las Maratones Digitales. En total, se premiaron 20 propuestas de Ciudad Inteligente que hoy reportan ventas por 460 millones de pesos.

Zonas Wi-Fi de acceso libre: apropiación social del espacio público
Las zonas Wi-FI de acceso libre facilitan la apropiación social del espacio público y favorecen la convivencia: la apuesta consiste en que estos espacios se vuelvan lugares de encuentro y buen parche, e incentiven el aprecio de los habitantes a la ciudad. Son también una oportunidad para la revitalización económica del área si se vincula a los comerciantes a la respectiva zona Wi-Fi.

Con esta mirada, instalamos 82 zonas Wi-Fi abierto en corredores peatonales, parques y plazas (red WIFI_BOGOTA), ¡llegando a más de 1.5 millones de usuarios mensuales en diciembre de 2014!. Igualmente, abrimos 43 zonas Wi-Fi abierto en paraderos del Transmilenio, permitiendo al usuario consultar la información del SITP y navegar.

Un modelo educativo moderno acorde con el mundo globalizado
La apropiación social de las TIC pasa principalmente por su aplicación en la educación. Esta apropiación junto con el bilingüismo son requisitos para que la juventud pueda subirse al tren de la sociedad del conocimiento.

Las TIC son un recurso para transformar y hacer más moderna la enseñanza por parte del docente e incrementar el nivel de comprensión por parte del alumno. Las TIC en la educación contribuyen al desarrollo de habilidades meta-cognitivas del estudiante, tan importantes como la adquisición del conocimiento en sí. Otro importante aporte de las TIC a la educación es la posibilidad de ampliar las fronteras del conocimiento.

Bogotá ha dado un paso fundamental en este campo: la Secretaría de Educación Distrital -SED- y la ACDTIC dotamos a 430 establecimientos educativos del Distrito de una red Internet banda ancha y a más de 5.000 aulas de una red Wi-Fi, llegando con este servicio a más de 400 mil estudiantes y 17 mil docentes. También avanzamos en el programa para las bibliotecas municipales, ‘BiblioRed desde la casa’, en la perspectiva de servir a 700 mil estudiantes. Todo lo anterior, constituye un aporte fundamental para la renovación del modelo educativo en Bogotá en el que el componente virtual ocupe importante lugar.

Inclusión digital para cerrar brechas
El mundo ha cambiado, hoy la inclusión digital hace parte de la inclusión social. La cultura digital facilita las oportunidades de empleo y de obtener información útil para tomar decisiones, entre otros aspectos propios de la vida moderna.

Bajo esta premisa, la ACDTIC y la Secretaría de Integración Social desarrollamos un programa de alfabetización digital en 17 Centros de Desarrollo Comunitario. Igualmente, la Alta Consejería llevó a cabo un curso para mejorar las oportunidades de empleo en 13 Puntos Vive Digital adjudicados por MinTIC. En alianza con la ETB y la Secretaría de la Mujer, realizamos un programa sobre los derechos de la mujer en 15 Casas de Igualdad de Oportunidades de la Mujer. Y en Ciudad Bolívar, en los Portales Interactivos de la ETB, organizamos cursos de educación virtual para cerrar brechas a más de 20 mil personas.

Gobierno en Línea y Abierto más cerca al ciudadano
El ejercicio de un Gobierno en Línea y Abierto implica acercar al ciudadano a los diversos proyectos distritales y poner a su dispoción mecanismos de participación y seguimiento. Ello requiere que la ciudadanía tenga acceso a los datos públicos y su reutilización. Esta arquitectura debe facilitar igualmente mayor transparencia de la gestión pública y una mejor veeduría ciudadana sobre los recursos públicos.

La Plataforma Distrital de Datos Abiertos de Bogotá que pusimos en servicio en el 2014 tiene como propósito principal, una vez las entidades distritales repliquen regularmente sus datos en este espacio virtual, habilitar el acceso libre a más de 20 capas de información sobre la ciudad. A mediano plazo, este sistema podrá dar información sobre el estado de los principales proyectos de la Alcaldía en curso. El compromiso del Distrito Capital es darle contenido y larga vida a esta importante plataforma digital.

Gestión Pública más eficiente y transparente
El principio de la colaboración armónica entre las entidades públicas adquiere una nueva dimensión en la sociedad de la información en la que se manejan millones de datos digitales. Un tratamiento compartido de los datos debe permitir generar valor agregado para el seguimiento, análisis y toma de decisiones sobre los proyectos y temas en curso. Ello hace parte de una gestión pública moderna y eficiente.

Para el año 2102, el intercambio de información entre las secretarías de la Alcaldía se hacía principalmente a través del envío de correo físico o de correo vía internet, dado que cada entidad había adquirido en el curso del tiempo sus propios sistemas sin prestar mayor atención al intercambio de datos. Otro tanto sucedía entre las secretarías cabeza de sector y las entidades adscritas a cada sector; entre la Secretaría de Gobierno y las alcaldías locales; y entre los hospitales públicos. El retardo respecto a las nuevas tecnologías en materia de tratamiento colaborativo de datos entre las entidades distritales era visible.

Ante esta realidad, comenzamos a implementar la Red Distrital de Conectividad entre las 12 secretarías del Distrito, entre la Secretaría de Gobierno y las 20 alcaldías locales, y entre los 22 hospitales públicos. Se trata de una autopista diseñada para satisfacer el intercambio progresivo de datos en los próximos 10 años. La ACDTIC ejecutó la primera fase del proyecto y para su ampliación y sostenibilidad cada entidad participante deberá aportar a un fondo común. Y como elemento complementario a esta red de datos, también se avanzó en el desarrollo de una Plataforma de Gestión y Colaboración a través de una Intranet, facilitando el trabajo colaborativo de las entidades para soportar la articulación de proyectos transversales de ciudad.

De otro lado, avanzamos en el proceso de colocar via Internet una serie de trámites y servicios para la ciudadanía que normalmente se realizan en los Cades o Supercades. Así, con la Dirección Distrital de Servicio al Ciudadano de la Secretaría General adelantamos el proyecto SuperCade Virtual, con lo cual el ciudadano pordrá acceder en el 2015 a más de 15 gestiones en línea, ahorrando tiempo y transporte. Con el IDIGER pusimos en marcha la red de alertas tempranas frente a posibles inundaciones por lluvias en algunos puntos de la ciudad, fenómeno que se ha incrementado en razón del cambio climático. Y se dieron los primeros pasos con la Secretaría de Salud hacia la implementación del proyecto Historia Clínica Unificada para los hospitales.

Un largo trecho aún por recorrer
Esta labor tuvo un cierto reconocimiento internacional: en noviembre de 2012 recibimos una mención especial por el diseño de programa “TIC para Gobierno Digital, Ciudad Inteligente y Sociedad del Conocimiento y del Emprendimiento” en Smart City Expo World Congress realizado en Barcelona; a su vez, en octubre de 2013 Bogotá fue sede por primera vez de Smart City Expo, enfocado en 3 ejes: tecnología y sociedad inteligente, desarrollo urbano y resiliencia urbana, y energía, cambio climático y movilidad sostenible; en ese mismo año, Bogotá ocupó el tercer lugar de ciudades inteligentes en América Latina según estudio publicado por la revista Fast Company; en 2014, la Alcaldía participó en las Jornadas Iberoamericanas de Nuevas Tecnologías en la Administración Pública y Bogotá fue escogida sede del Comité Sectorial de TIC. Y en diciembre 2014, Bogotá ganó el primer puesto del concurso nacional Gobierno en Línea otorgado por MinTIC.

A pesar de estos avances, Bogotá tiene un largo trecho por recorrer. La ciudad requiere contar con presupuesto suficiente para escalar los programas de educación virtual, gobierno abierto, arte y cocreación digital, gestión pública eficiente y transparente, emprendimiento digital, inclusión digital y muchos otros proyectos de Ciudad Inteligente que elevarían la calidad de vida de los ciudadanos. Considero importante crear la Secretaría Distrital de TIC. Sin embargo, el proyecto de mayor impacto hacia el futuro será quizás la creación del Parque de Ciencia, Tecnología e Innovación de Bogotá.

Mauricio Trujillo Uribe *
1 de febrero de 2015

* Ex Alto Consejero Distrital de TIC
Ex Director de proyectos de Ciudad Inteligente en Europa


Texto que sólo compromete a su autor, de libre difusión, citando la fuente, el autor y publicando fiel copia del mismo

Fuente: Artículo que resume los informes públicos de Rendición de Cuentas 2012, 2013 y 2014 presentados por la Alta Consejería Distrital de TIC

Fotos e imágenes: Archivo particular

Bogotanos tendrán nueva cinemateca y centro de cultura digital

Por Mauricio Trujillo Uribe

La Nueva Cinemateca y centro de cultura digital de Bogotá es un ambicioso proyecto que hace parte de la renovación del centro de la ciudad y se convertirá en un espacio para la preservación del patrimonio audiovisual, la creación y circulación de las artes visuales y audiovisuales, las nuevas tecnologías y la expresión digital. Este proyecto cuenta con espacio urbano abierto que permitirá a los transeúntes apropiarse del mismo, además de facilitar el ingreso para que ciudadanos y ciudadanas disfruten de las actividades que se desarrollaran en el interior.

Este proyecto cobra vida hoy, luego de más de dos años de negociación, gracias al trabajo conjunto de la Empresa de Renovación Urbana, el Instituto Distrital de las Artes – Idartes entidad adscrita de la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte, y la Alta Consejería para las TIC, quienes este año firmaron el convenio interadministrativo que dio vía libre al desarrollo del equipamiento cultural.

La propuesta urbana de la Nueva cinemateca y centro de cultura digital de Bogotá, que estará ubicada en la localidad de Santa Fe, barrio las Aguas, entre calles 19 y 20, entre la carrera 3 y el Eje Ambiental de la Avenida Jiménez, busca una relación con las estructuras existentes en el sector, así como con el espacio público y la estructura ecológica principal. También, contará con un espacio expositivo con las dimensiones y características necesarias para albergar las propuestas de los artistas bogotanos, complementando así un circuito de espacios en la ciudad para la circulación de las artes plásticas.

Un diseño de Bogotá para Bogotá
Por ser este un equipamiento emblemático para la ciudad, la Empresa de Renovación Urbana de Bogotá y el Idartes decidieron que el diseño debería surgir de un concurso público. Fue así como el pasado 15 de agosto de 2014 se firmó un contrato con la Sociedad Colombiana de Arquitectos, corporación civil sin ánimo de lucro regida por el derecho privado, de carácter profesional y federativo con cubrimiento nacional, para que actuara como asesora y consultora en el proceso de selección de la propuesta para el diseño de anteproyecto arquitectónico para la Nueva Cinemateca Bogotá.

Desde el 8 de septiembre estuvieron disponibles las prebases del concurso público en la página web de La Empresa de Renovación Urbana de Bogotá y en el Portal Único de Contratación Cecop. Durante este lapso de tiempo más de treinta observaciones recibidas de arquitectos e interesados consolidaron las bases del concurso, las cuales fueron publicadas el 18 de septiembre. La Sociedad Colombiana de Arquitectos confirmó, luego del proceso de depuración, que 57 proponentes quedaron habilitados y finalmente, el pasado lunes 27 de octubre, 42 proyectos (31 de Bogotá, 4 de Antioquia, 4 del Valle del Cauca, 1 de Santander, 1 de Risaralda y 1 de Nariño) fueron recibidos y entraron al proceso de evaluación por parte de los jurados.

El comité evaluador estuvo conformado por el arquitecto Carlos Alberto Montoya Correa, designado por La Empresa de Renovación Urbana de Bogotá; el arquitecto Gerardo Manuel Salinas, designado por la Alcaldía Mayor de Bogotá; el arquitecto Carlos Campuzano Castello, designado por la Sociedad Colombiana de Arquitectos Presidencia Nacional; el arquitecto Fernando Ospina, designado por la Sociedad Colombiana de Arquitectos Presidencia Nacional, y el arquitecto Octavio Moreno Amaya, designado por la Sociedad Colombiana de Regional Bogotá y Cundinamarca.

El presupuesto apropiado por La Empresa de Renovación Urbana de Bogotá para entregar al ganador del concurso es la suma de mil ciento ochenta y nueve millones ciento ocho mil ciento quince pesos mcte. ($ 1.189.108.115) incluido el IVA. El segundo puesto del concurso de anteproyecto arquitectónico gana la suma de cuarenta millones cuarenta mil ochocientos setenta y cuatro pesos mcte. ($40.040.874). Y al ganador del tercer puesto del concurso de anteproyecto arquitectónico, un valor de veintiséis millones seiscientos noventa y tres mil novecientos dieciséis pesos mcte. ($26.693.916).

El Colectivo de Arquitectos 720 fue el ganador de la propuesta del prediseño de la nueva Cinemateca y Centro de Cultura Digital que tendrá Bogotá, un espacio para preservar el patrimonio audiovisual, la creación de las artes y, como novedad, promoverá las nuevas tecnologías y la expresión digital. La selección del prediseño de esta infraestructura surge de un concurso público, el cual cumple con todos los estándares de calidad para brindar a los asistentes espacios propicios para el disfrute de las obras que se expondrán y la interacción entre los mismos.

Durante el 2015 se iniciará la obra y para el año 2017 se contará con todo este equipamiento que se consolidará como el epicentro de la cultura, las artes, la tecnología y las industrias audiovisuales del país, dedicado a la innovación, la creación y circulación de obras audiovisuales. Este proyecto arquitectónico, que estará ubicado entre calles 19 y 20 y entre la carrera 3 y el Eje Ambiental de la Avenida Jiménez, contará con una sala de exposiciones de arte y cultura digital y un laboratorio de desarrollo de contenidos digitales con infraestructura tecnológica, lo cual aportará a la modernización y evolución de Bogotá.

La Cinemateca y Centro Cultural permitirá generar apropiación social de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones – TIC y el desarrollo de nuevas manifestaciones de arte y cultura asociadas a las nuevas tecnologías.

Por Mauricio Trujillo Uribe
Bogotá, 10 de noviembre de 2014
Publicado en Radio Santa Fe


Imagen: Archivo particular

Jornadas Iberoamericanas Nuevas Tecnologías en la Administración Pública

Durante la XVI Asamblea de la Unión de Ciudades Capitales Iberoamericanas – UCCI- que se realizó en Buenos Aires en junio de 2014, se le otorgó a Bogotá la presidencia del Comité Sectorial de TIC y sede de las “Jornadas Iberoamericanas sobre aplicación de las Nuevas Tecnologías en la Administración Pública”, tras ocupar el primer lugar la propuesta “Bogotá es TIC, TIC para metas Humanas”.

Por Mauricio Trujillo Uribe *

Para Bogotá es un privilegio recibir a los representantes de la UCCI de las diferentes ciudades y es un honor presidir la organización durante dos años, del IV Comité Sectorial de Nuevas Tecnologías y “Jornadas Iberoamericanas sobre aplicación de las Nuevas Tecnologías en la Administración Pública” de la UCCI.

La apropiación de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, TIC, hacen parte del Plan de Desarrollo de la ciudad para el logro de una Bogotá Humana. Existen estudios que demuestran la relación entre el acceso y uso de las tecnologías de la información y las comunicaciones y el desarrollo humano, entendido desde la perspectiva del PNUD (2001)[1]: procesos que van más allá de la satisfacción de necesidades básicas, y se centran en las oportunidades de una vida digna en la que la persona es protagonista de su propio desarrollo.

De otra parte la Declaración Universal de Derechos Humanos Emergentes (DUDHE), aprobada en Monterrey (México) en el Foro de las Culturas que tuvo lugar en el año 2007, hace  referencia a las TIC a lo largo de su articulado, y especialmente en el artículo 5, sobre el derecho a la democracia plural, derecho que, entre otros, comprende el derecho a la  información y el derecho a la comunicación, “que reconoce el derecho de todas las personas y de toda la comunidad a comunicarse con sus semejantes por cualquier medio de su elección. A tal efecto, toda persona tiene derecho al acceso y al uso de las tecnologías de información y comunicación, en particular Internet.

Igualmente se habla de sociedad de la información, casi todos los países han promovido planes y programas para fomentarla; la ONU organizó una Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información (CMSI, Ginebra 2003 y Túnez 2005) en la que participaron gobiernos de todos los países del mundo, asociaciones internacionales, empresas y corporaciones del sector TIC y, lo que es más importante, representantes de las sociedades civiles de los cinco continentes.

Programa “TIC para Gobierno Digital, Ciudad Inteligente y sociedad del conocimiento y del emprendimiento”
La Administración Distrital “Bogotá Humana” le dio un decidido un impulso a las TIC en la ciudad, y prueba de ello es la creación de la Alta Consejería Distrital de TIC y por primera vez, en un Plan de Desarrollo Distrital, se incluyó todo un Programa dedicado a las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones: “TIC para un Gobierno Digital, una Ciudad Inteligente y una Sociedad del Conocimiento y del emprendimiento.”

Este programa busca fortalecer el acceso universal la apropiación social de las TIC, así como su aplicación estratégica y coordinada en las entidades distritales para reducir la brecha digital e incrementar la eficacia de la gestión pública, disponer de información pertinente, veraz, oportuna y accesible, en los procesos de toma de decisiones, prestación de servicios a la ciudadanía, rendición de cuentas y control social, contribuyendo a la consolidación de la ciudad incluyente e inteligente y al desarrollo económico, social y cultural de su población.

Bogotá y en general Colombia han avanzado significativamente en los últimos cuatro años en el uso, aplicación y desarrollo de las TIC. Tenemos datos interesantes:

Colombia, un país que le ha dado institucionalidad a las tecnologías de la información y las comunicaciones. Le ha dado rango de Ministerio a las TIC y en Bogotá la Alta Consejería Distrital de TIC depende directamente del despacho del Alcalde Mayor. A través del Proyecto Nacional de Fibra Óptica de MinTic, 1.078 municipios están conectados a Internet de alta velocidad. En el año 2010 tan sólo 200 municipios estaban conectados por fibra óptica. En el 2013 se elevó a 1.856 el número de patentes, derechos de autor y diseños industriales en el sector TIC. En contenidos digitales, Colombia pasó de exportar 12 millones de dólares en 2010 a 37 millones de dólares en el 2014. El sector TIC se encuentra en el segundo lugar del ranking de las actividades económicas que mayor valor agregado le genera a la economía de Colombia (Panorama TIC | Publicado en marzo de 2015). Cada año el sector TIC tiene más influencia en el crecimiento de los demás sectores. Colombia a la fecha registra 9,9 millones de conexiones a Internet de banda ancha.

En Bogotá hemos venido incorporando y promoviendo el acceso, uso y apropiación de las TIC en diferentes sectores, con el fin de generar y desarrollar nuevas capacidades, tanto para las personas como en las instituciones y organizaciones. Dicho de otra manera, las instituciones y organizaciones han de hacer suyas las TIC, así como las diversas comunidades culturales, lo que implica una profunda transformación social. Estamos trabajando para lograr que Bogotá tenga un Gobierno Digital y avance hacia una Ciudad Inteligente, para que las TIC en nuestra ciudad sean dinamizadoras del conocimiento y del emprendimiento, donde el ser humano está en el centro de nuestros proyectos.

Proyectos de Bogotá Ciudad Inteligente
Como ejemplo enumero algunos de ellos:

TIC para una ciudad mejor
Todas estas estrategias y proyectos TIC buscan reducir la desigualdad y la discriminación social, económica y cultural de nuestros habitantes, la democratización del acceso a Internet, libre y gratuito (Wi-Fi) en espacios públicos como estrategia de apropiación social de TIC y transformación del espacio público; el empoderamiento de las comunidades, el derecho a la  información y el derecho a la comunicación, el impulso a la innovación con miras a fomentar el desarrollo científico, tecnológico, contribuir en la construcción nuevos modelos de  participación ciudadana, fortalecer la gobernabilidad democrática local, reducir la brecha social a través de la reducción de la brecha digital y en el fortalecimiento de lo público.

Sin duda, este Comité Sectorial constituye una gran oportunidad para la ciudad de Bogotá para intercambiar conocimientos y experiencias alrededor de las TIC. Muchas gracias.

Mauricio Trujillo Uribe *
Bogotá, 3 noviembre de 2014

* Alto Consejero Distrital de TIC
   Alcaldía Mayor de Bogotá D.C.

[1] PNUD. “Informe sobre Desarrollo Humano: Poner el adelanto tecnológico al servicio del desarrollo humano” 2001.


Texto de libre difusión, citando la fuente, el autor y publicando fiel copia del mismo

Fuente: Palabras de apertura de las “Jornadas Iberoamericanas sobre aplicación de las Nuevas Tecnologías en la Administración Pública

Imagen: logo de la UCCI

La Plataforma de Datos Abiertos de Bogotá

Invitación
Bogotá, 11 de agosto de 2014

 Conoce y contribuye a la construcción de la Plataforma de Datos Abiertos de  Bogotá
Este viernes, 15 de agosto, la Alta Consejería Distrital de TIC presentará a la ciudadanía el proyecto que adelanta para poner en funcionamiento la Plataforma Distrital de Datos Abiertos. A través de este espacio, se pretende sensibilizar y dar a conocer los beneficios que obtendrá con la publicación de información del sector público.

Esta Plataforma contará con la implementación de un bus de servicios, que permitirá la interoperabilidad de los sistemas de información de las entidades distritales, una intranet distrital y una herramienta para facilitar la gestión de proyectos interinstitucionales de las entidades.

La Plataforma de Datos Abiertos Bogotá permitirá fortalecer la transparencia de la gestión pública, la rendición de cuentas permanente a la ciudadanía y, en especial, permitirá su reutilización por parte de los ciudadanos para la generación de nuevo valor (investigación, beneficio de la comunidad, beneficio económico, servicios de proximidad y otros).

Este Proyecto es liderado por la Alta Consejería Distrital de TIC, el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones y el Centro de Investigación de las Telecomunicaciones -CINTEL-. La invitación es para todos los interesados a partir de las 3:00 p.m., a la Cámara de Comercio de Bogotá (calle 67 No. 8-32).

Bogotá, 11 de agosto de 2014


Imagen: Archivo particular

Ciudades innovadoras: la importancia de lo social

Hoy las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones -TIC- están presentes en casi todas las actividades de la sociedad, son la revolución de nuestra época, como lo fue en su momento la imprenta. Sin embargo, la apropiación de estas nuevas tecnologías por la ciudadanía logra todo su alcance cuando se les posiciona desde lo social: ¡TIC para metas humanas!

HABITAT NACIONES UNIDAS
WORLD URBAN FORUM

FORO URBANO MUNDIAL, 7ª edición

Mauricio Trujillo Uribe *
Medellín, 10 de abril de 2014

Reciban un cordial saludo en nombre de la Alta Consejería de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de la Alcaldía Mayor de Bogotá. Quiero expresar mis agradecimientos a los organizadores de este panel por su invitación y aprovechar la ocasión para felicitar a Medellín por ser la sede de la 7ª edición del Foro Urbano Mundial 2014 que se realiza bajo la guía de HABITAT de Naciones Unidas.

Dado el tema de este panel, “Ciudades innovadoras: la importancia de lo social”, me propongo presentar las principales iniciativas que desde la Alcaldía de Bogotá venimos desarrollando para promover la inclusión social y mejorar la calidad de vida de la gente gracias a las TIC, Tecnologías de la Información y las Comunicaciones.

En el 2012 incorporamos en el plan de desarrollo de la ciudad, por primera vez en la historia de Bogotá, todo un capítulo dedicado al acceso, uso y aplicación de las TIC. Me refiero Plan de Desarrollo “Bogotá Humana” de la actual Administración Distrital del Alcalde Gustavo Petro, en el que se articulan tres ejes:

  • Superar la segregación social,
  • Fortalecer lo público y
  • Adaptar la ciudad al cambio climático.

En el 2013 consignamos en el Plan de Ordenamiento Territorial nuevos temas relacionados con la infraestructura tecnológica en el Distrito Capital, que hoy tiene más de 8 millones de habitantes, y en el 2014 estamos trabajando en la formulación de un Plan Maestro de TIC para Bogotá. En todo ello, siempre guiados por nuestro lema: ¡TIC para metas humanas!

Hoy las TIC están presentes en casi todas las actividades de la sociedad, son la revolución de nuestra época, como lo fue en su momento la imprenta. Sin embargo, la apropiación de estas nuevas tecnologías por la ciudadanía logra todo su alcance cuando se les posiciona desde lo social. En este sentido, quisiera simplemente enunciar dos conceptos:

La inclusión social pasa también por la inclusión digital
El primer lugar, afirmar que la superación de la exclusión social, uno de los grandes desafíos de nuestra sociedad, pasa también por la superación de la exclusión digital. Y dado que estamos en el Foro Urbano Mundial, podemos decir que así como “Un mejor espacio público alivia el conflicto social”, dice Christian Werthmann, especialista alemán en temas urbanos, también podemos decir que un mejor acceso, uso y aplicación de las TIC, alivia la exclusión social. Expresemos esto de otra manera: ¡En la era de la información y las comunicaciones, la inclusión digital es determinante para la inclusión social!

En segundo lugar, reiterar que en un mundo cada vez más globalizado y digital como el nuestro, el acceso de la ciudadanía a la sociedad de la información debe ser abordado como un nuevo derecho emergente. Tan importante es contar en lo urbano con mejores servicios de salud, mejores vías, mejor seguridad, como tener acceso a la sociedad de la información. Por ejemplo, de la misma manera que Bogotá Humana elevó a la categoría de derecho, el consumo mínimo vital de agua, también debemos elevar a la categoría de derecho, el acceso básico a la sociedad de la información.

Con esta visión, estamos adelantando el Programa Zonas WIFI en las 20 localidades de Bogotá: hemos instalado 50 zonas de acceso gratuito a Internet en parques, corredores peatonales y plazas públicas, en donde se conectaron más de 800 mil usuarios en el 2013. Recientemente, hemos inaugurado el WIFI público en las estaciones del Transmilenio, el sistema de transporte masivo de Bogotá, y próximamente lanzaremos una invitación a la ciudadanía para que proponga nuevas Zonas WIFI en los territorios de la ciudad.

Así, el WIFI público no debe ser visto como un tema de antenas y cables, sino como una iniciativa encaminada a garantizar a la ciudadanía ese derecho de acceso básico a la sociedad de la información. Más aún, desde una perspectiva integral, el WIFI público hace parte de un paquete de medidas que a su vez apuntan a la revitalización urbana de las zonas WIFI y a la apropiación cultural del espacio público de esas zonas por la ciudadanía.

Estamos hablando por tanto, de una política pública de planeación y gestión urbana. Cabe mencionar también que en el 2013, el programa “Ciudad Bolívar-Localidad Digital” permitió la alfabetización digital de 31 mil personas adultas, y en octubre realizamos el “Mes TIC”, una iniciativa inédita en el mundo con más de 160 actividades en toda la ciudad desarrolladas durante un mes, llegando a cerca de un millón de bogotanos y bogotanas. Estos proyectos, entre otros, hacen parte de la política pública de la Alcaldía de Bogotá que bajo el título de Apropiación Social de las TIC lidera la Alta Consejería.

La educación virtual, elemento indispensable de la educación
De otro lado, en días pasados supimos de los preocupantes resultados de los estudiantes de Colombia en la prueba internacional PISA. Nos preguntamos cómo la apropiación social de las TIC en los jóvenes puede contribuir a que éstos tengan mayor capacidad para resolver los problemas de la cotidianidad y ser exitosos más adelante. Aquí hay que decir de manera categórica lo siguiente: el desarrollo de la educación virtual en los colegios es un factor determinante, junto con la dignificación de los docentes y el bilingüismo, para dinamizar y transformar la educación presencial y lograr en los próximos diez años una profunda y positiva renovación del modelo pedagógico en Colombia.

Por ello, en el 2013, con la Secretaría de Educación, y la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá -ETB- como operador, dotamos 430 sedes educativas con conectividad en fibra óptica a Internet, llegando a más de 600 mil estudiantes. A la vez, estamos colocando dispositivos de WIFI en cerca de 4 mil aulas de esas sedes. Bogotá es hoy la primera ciudad del país en tener el 70% de sus establecimientos públicos educativos conectados a la gran autopista de la información. Dotar de tabletas a los colegios públicos, implementar contenidos pedagógicos virtuales y desarrollar programas de formación de los docentes para que incorporen nuevas formas innovadoras de enseñanza, son los siguientes desafíos sobre los que la Alcaldía de Bogotá, en alianza con el Ministerio de las TIC, está trabajando.

Ciudadanos, ciudad y gobierno más cerca gracias a las TIC
Miremos, de otra parte, las oportunidades que brinda el uso innovador de las TIC en la gestión de lo urbano. Partimos del principio de que la ciudad es de todos los actores que la conformamos: sus espacios, sus servicios, su hábitat, no sólo son responsabilidad de las instituciones, también lo son de sus ciudadanas y ciudadanos. Una mayor interacción entre las instituciones y la ciudadanía mejora lo público y mejora la ciudad, y en ello el uso y aplicación de las TIC nos brindan grandes e innovadoras posibilidades.

Tomemos un ejemplo: las aplicaciones de ciudad inteligente para celulares, en un mundo urbano en donde ya casi hay cerca de un celular por cada habitante mayor de 15 años. Estas aplicaciones permiten al ciudadano reportar y geo-referenciar en tiempo real, asuntos de malla vial, movilidad, basuras, seguridad y otras problemáticas urbanas, al igual que permiten desarrollar nuevos servicios de proximidad. Tal es el propósito del concurso “BogotáPiensaTIC” que la Alta Consejería acaba de abrir, al que ya se han presentado más de 200 proyectos. Valga anotar que este campo de las aplicaciones de ciudad inteligente está generando a su vez enormes oportunidades de emprendimiento y negocios.

Las TIC como medio y como agente de cambio
Quiero especialmente llamar aquí su atención sobre el doble papel que juegan las nuevas tecnologías, en particular las TIC. Éstas suelen verse simplemente como un medio, como una herramienta, para obtener un determinado resultado. En este caso, para el mejoramiento del habitat urbano. Sin embargo, esta visión sobre las TIC se queda corta. En efecto, las tecnologías innovadoras son también un agente de cambio del comportamiento social e institucional. El uso de las TIC provoca, genera y retroalimenta un cambio de cultura ciudadana y de cultura institucional. En este caso, una nueva actitud frente a su ciudad.

Resumamos entonces diciendo que la ciudad es más sostenible en la medida en que sus diversas ciudadanías se apropien de ella y actúen frente a lo público, todo lo cual hoy puede ser promovido y dinamizado mediante el uso inteligente e innovador de las TIC.

Valga decir que este tema, el de las nuevas oportunidades y aceleraciones que brindan las TIC en la transformación del comportamiento social, en facilitar la participación ciudadana en lo público pero a la vez en incentivarla y modificarla, hace parte de un campo bien más amplio: el aporte de la era digital al fortalecimiento del Gobierno en Línea y de la Gobernanza Democrática en las ciudades. Hablamos de nuevos escenarios virtuales de ejercicio de la democracia ciudadana. Es un campo multidisciplinario de gran actualidad.

Quisiera terminar mi intervención en este panel mencionando dos hechos significativos en el 2013: Medellín ganó el galardón de la “Ciudad más Innovadora” del mundo en el concurso organizado por Wall Street Journal, y Bogotá obtuvo el tercer lugar en América Latina en el ranking de “Ciudades Inteligentes”, después de Santiago de Chile y ciudad México, realizado por la publicación Fast Company. Ambos hechos invitan a las dos ciudades a trabajar de la mano, junto con otras ciudades de Colombia y del mundo, para hacer del habitat urbano un lugar más humano, amable y sostenible. Es nuestro desafío.

Mauricio Trujillo Uribe *

* Alto Consejero Distrital de TIC
   Alcaldía Mayor de Bogotá D.C.

 


Texto de libre difusión, citando la fuente, el autor y publicando fiel copia del mismo

Fuente: Palabras en el Foro Urbano Mundial. 7a edición

Foto: Archivo particular