Clásica y jazz

Amigas y amigos,

El jazz y la música clásica fueron considerados generalmente como opuestos, quizás por el origen popular, la improvisación y las estructuras armónico-rítmicas del primero. Sin embargo desde los inicios del jazz, ha existido un intercambio que ha enriquecido ambos lenguajes.

En la década los veinte uno de los primeros intentos de fusionar el jazz y música clásica, se llamó el Jazz sinfónico. El compositor más importante fue el norteamericano George Gershwin que inauguró el género en 1922 con su ópera Blue Monday.

También en Europa se compusieron obras que pueden situarse dentro de la esfera del jazz sinfónico, como La creation du monde, un ballet compuesto por el francés Darius Milhaud, que despertó gran interés en esos años.

Fue precisamente en Francia el país europeo donde tuvo mayor penetración el jazz por la presencia de orquestas norteamericanas durante la Primera Guerra Mundial, lo que influyó en compositores como Maurice Ravel que en su Concierto para piano en Sol utiliza la escala de blues en búsqueda de nuevas sonoridades.

Durante las décadas de los treinta y cuarenta creció el número de compositores que utilizaron el jazz en sus composiciones. Lo logró el compositor ruso Stravinsky en su obra la Historia de un soldado en 1946 y el clarinetista norteamericano, Benny Goodman se convirtió en una de las figuras fundamentales en la unión del jazz y la música clásica, siendo el primer músico en moverse con soltura en ambos lenguajes, interpretando obras de Bela Bartok.

En los años cincuenta y sesenta aparece una corriente que buscaba una verdadera fusión de ambos estilos, no una superposición como había ocurrido anteriormente. Su representante más destacado es el estadounidense Gunter Schuller, con composiciones como la ópera The Visitation, en 1966.

En las décadas posteriores, un gran número de músicos comienzan a trabajar en los dos géneros, ya sea con colaboraciones o grabaciones lo cual sirvió para que el jazz lograra un mayor prestigio. A ello contribuyeron pianistas como André Previn y Keith Jarret, gran virtuoso que comenzó su carrera como jazzman acompañando a Miles Davis, y que posteriormente realizó El clave bien temperado de Bach en nota de jazz que se considera un estándar en la fusión del jazz y la música clásica.

De otra parte, puede afirmarse que un número creciente de músicos de formación en música clásica se han pasado al jazz, en particular en los últimos veinte años, enriqueciéndolo enormemente. Terminamos aquí este soplo de repaso, muy incompleto, acerca de las influencias entre el jazz y la música culta.

¡JAZZ SIN FRONTERAS!

FESTIVALES JAZZ DEL MUNDO

Sintonízanos los domingos 10 am
En Bogotá: LAUD 90.4 FM
En el mundo -> Laud en Internet

Escucha los programas a cualquier hora:
http://laud.udistrital.edu.co/station/archives/64771

Emisora Universidad Distrital Francisco José de Caldas
Selección, libreto y conducción: Mauricio Trujillo Uribe

Ingeniería de sonido: Jairo Buitrago