Charles Mingus, un legado musical que crece con los años

Jazz Sin Fronteras # 129  

Artículo publicado por CAMBIO COLOMBIA:   https://cambiocolombia.com/articulo/placer/charles-mingus-un-legado-musical-que-crece-con-los-anos 

Disfruta aquí el programa a cualquier hora:  CHARLES MINGUS  

Amigas y amigos,  

En el universo del jazz recordamos figuras que además de haber sido compositores, instrumentistas, arreglistas, directores de grupo u orquesta, docentes y productores musicales, también contribuyeron a crear nuevas corrientes de este lenguaje musical, hoy presente en los cinco continentes en fusión con las músicas del mundo.

En esta dimensión se encuentra CHARLES MINGUS, músico afronorteamericano nacido hace cien años, el 22 de abril de 1922. Fue un ícono del jazz de la segunda mitad del siglo 20, sin embargo su legado sólo obtuvo reconocimiento después de su muerte, en razón de que muchas de sus obras se descubrieron más tarde.

Gran parte de su música se basa en la energía del Bebop. Tuvo influencia del Gospel, pues en su casa siendo niño se escuchaba música religiosa. Estudió música cuando comenzó la secundaria y una composición suya escrita en 1941, Half-Mast Inhibition, muestra desde entonces una imaginación musical extraordinaria tratándose de un adolescente. También fue determinante en su carrera musical el legado de Duke Ellington, por quien Mingus sitió admiración cercana a la adoración.

Utilizaba con cierta frecuencia elementos del jazz tradicional de New Orleans, del cool jazz y de la música clásica, evitando encasillarse en categorías e incursionando en la improvisación colectiva. También escribió partes instrumentales para las habilidades de sus músicos. Hoy se considera a Mingus como uno de los creadores del hard bop y precursores del free jazz. Pero dado el carácter poco convencional de sus composiciones, éstas no se repiten a menudo a pesar de su gran calidad.

Nació en un cuartel en Arizona, su padre hacía parte de una banda de música del ejército. Su trayectoria de vida fue polémica, era corpulento, de temperamento colérico y explosivo, llegando incluso en alguna ocasión a las trompadas con sus propios músicos por considerar que estaban tocando mal y en otra a amonestar al público porque éste daba muestras de no entender su jazz. Pero también era afable, espiritual, cómico y de buen humor, según su estado de ánimo, y ello se siente en parte de su música, por ejemplo en If Charlie Parker Was a Gunslinger.

Militante anti-racista, compuso temas contra el racismo blanco que se volvieron célebres, como Fables of Faubus, en referencia a un gobernador de Arkansas que quiso mantener la segregación racial en los colegios de ese Estado, o Remember Rockefeller at Attica. Ello quizás explica su mala relación con las casas disqueras que lo llevaron a montar su propio sello musical, sin obtener los mejores resultados.

Fue virtuoso contrabajista, violonchelista, trombonista y pianista. Sus solos de piano como My self when I’m real, entre otros, elevan el rango del jazz interpretado con un solo instrumento. Se le conoce como uno de los más grandes contrabajistas en la historia del jazz. Hizo igualmente una importante contribución en la formación de jóvenes músicos que pasaron por sus ensambles y luego desarrollaron notables carreras tales como Eric Dolphy. Su grupo, Charles Mingus Quintet, solía incluir, además del contrabajo, un saxofón tenor, un saxofón alto, trombón, piano y batería. Piezas como Moanin’ y Haitian Fight Song, escritas para ese formato, alcanzaron gran audiencia y son hoy referencia para escuelas de jazz.

Mingus hizo giras con Louis Armstrong, trabajó con Lionel Hampton, actuó con Stan Getz, entre otros artistas estelares. Finalmente consiguió entrar en la banda de Duke Ellington, pero pronto fue despedido por éste en razón de su condición bipolar. Fue autor de un prolífico volumen de obras como Blues and Roots, Mingus At Antibes y Oh Yeah, y de estándares como Goodbye Pork Pie Hat y Epitaph, además del extenso ballet-jazz The Black Saint and the Sinner Lady para big band.

Se destacó como arreglista, prueba de ello fue su álbum Cumbia Jazz Fusión, en el que incursiona en la cumbia colombiana con su Big Band de doce músicos, que él mismo dirigía: un tema publicado en 1977 cuando ya estaba muy avanzada su arterioesclerosis por placas, enfermedad que padecía desde hacía una década.

Por su aporte al jazz, fue celebrado un concierto en su honor en la Casa Blanca en junio de 1978, donde fue recibido por el presidente Jimmy Carter, falleciendo algunos meses después en Cuernavaca, México. Su último proyecto fue una colaboración con la cantante de folk-rock Joni Mitchell, quien más tarde agregó letras a varias composiciones suyas. En el centenario de su natalicio, Charles Mingus brilla, junto a otras grandes leyendas, en el firmamento del jazz.  Una nota escucharlo.

Mauricio Trujillo Uribe
08 de mayo 2022

Imagen Charles Mingus

¡JAZZ SIN FRONTERAS!

FESTIVALES JAZZ DEL MUNDO

Sintonízanos los domingos 10 am
En Bogotá: LAUD 90.4 FM
En el mundo -> Laud en Internet


Emisora Universidad Distrital Francisco José de Caldas
Selección, libreto y conducción: Mauricio Trujillo Uribe

Ingeniería de sonido: Jairo Buitrago