DIEZ RETOS DE BOGOTÁ INTELIGENTE Y AMIGABLE QUE ESPERAN A CLAUDIA

Por Mauricio Trujillo Uribe*
Bogotá, 06 enero 2020

Descargar artículo

Con el permanente crecimiento de la población urbana, aumentan todos los días los problemas en campos como la seguridad, movilidad, educación, salud, empleo, medio ambiente y otros. Bogotá llegará en poco tiempo a diez millones de habitantes y enfrentar con éxito los retos que este conglomerado humano conlleva, requiere soluciones innovadoras de gran escala e impacto.

Una visión y gobernanza acertadas, la participación activa de la ciudadanía, los datos abiertos y la aplicación de nuevas tecnologías como factor disruptivo, hacen parte de las variables que Claudia López tendrá por delante para avanzar en la solución de los desafíos de este ecosistema urbano cada vez más complejo, teniendo como meta central mejorar la calidad de vida de sus habitantes.

En hora buena su elección como nueva alcaldesa, me uno a las expectativas de quienes hicimos parte de los equipos programáticos de su campaña y votamos por ella. Bogotá necesita desarrollar una política pública de Ciudad Inteligente y Amigable, de la que hacen parte los siguientes diez retos:

  • Una ciudad más segura para todos: utilizar de manera intensiva un sistema de Analítica Criminal de Big Data e Inteligencia Artificial. Estas plataformas funcionan con base en los sitios, modos y frecuencia donde se viola la ley en un territorio, y demás informaciones recolectadas por las autoridades, a partir de las cuales cruzan datos, determinan patrones e identifican tendencias, permitiendo anticipar y enfrentar el delito más eficazmente.
  • Una ciudad que cuida su medio ambiente y preserva su hábitat ecológico dando un tratamiento sostenible e inteligente a sus residuos sólidos: migrar del actual modelo tóxico de depósito y manejo de los desechos del Relleno Sanitario de Doña Juana, hacia el uso de tecnologías limpias de Termovalorización, que además permiten generar energía eléctrica. Son varias las ciudades capitales de América Latina que las utilizan con éxito.
  • Una ciudad de Gobierno Abierto y Transparente que acerca a la Administración y los ciudadanos, que escucha a sus habitantes y que acuerda con ellos, entre otros temas, la destinación de los fondos propios de las veinte localidades: incentivar la participación ciudadana, mediante el uso de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), incluyendo las aplicaciones para celulares, en los presupuestos locales y su seguimiento.
  • Una ciudad que moderniza la enseñanza de la educación pública en sus escuelas y colegios: acelerar la incorporación de la educación virtual, con sus redes, plataformas y contenidos, como complemento fundamental de la educación presencial en un mundo globalizado, facilitando la labor del docente y la apropiación de conocimientos por parte del alumno.
  • Una ciudad que prepara a las generaciones para desempeñarse en un mundo moderno: promover la apropiación social de las TIC, apoyar los laboratorios digitales de innovación abierta y colaborativa, y respaldar la apertura de nuevos cupos en la Universidad Distrital en programas tecnológicos y profesionales como el Internet de las Cosas, Inteligencia Artificial, Computación Cognitiva y Blockchain, entre otras áreas innovadoras.
  • Una ciudad en donde el talento y la innovación se conjugan en el arte y la cultura: formar artistas y agentes culturales en las nuevas expresiones escénicas, creadoras de nuevas audiencias, en las que el arte urbano y las nuevas tecnologías convergen. Así mismo, contar con espacios y equipamientos públicos funcionales al uso amplio de los recursos digitales.
  • Una ciudad que propicia, en la era de la información y el conocimiento, la inclusión digital como elemento clave de los programas de integración social: dar continuidad a las más de cien zonas de Wi-FI público (puestas en funcionamiento entre 2013 y 2014 por la Alta Consejería Distrital de TIC) y ampliar su cobertura. A su vez, estas zonas de acceso libre a Internet permiten revitalizar el hábitat, ofrecen espacios de encuentro y convivencia a los jóvenes y son una oportunidad económica para los comerciantes del sector.
  • Una ciudad que cuenta con un sistema de emergencias médicas inteligente: promover la implementación de una plataforma de información por parte de las entidades prestadoras de servicios de salud, basada en geolocalización y bases de datos centralizadas, que articula la ambulancia más cercana con el centro médico más apto y próximo, para atender la emergencia. A su vez, la Historia Clínica Unificada, en fase de implementación, constituye el complemento ideal para los servicios de atención de emergencias y salud en general.
  • Una ciudad que se beneficia de la sinergia entre las empresas de servicios públicos: establecer alianzas estratégicas entre la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá (ETB), que dispone de la mayor red de fibra óptica urbana, y la Empresa Metro de Bogotá, para implementar el vasto sistema de comunicaciones y anuncios del futuro metro de Bogotá, y entre la Empresa de Energía Eléctrica de Bogotá (EEB) y la futura Red de Regiotrams de la Sabana, para el transporte férreo metropolitano.
  • Una ciudad que potencia las oportunidades de emprendimiento, empleo y negocios de nueva base tecnológica: hacer realidad la primera fase del Parque de Ciencia, Tecnología e Innovación de Bogotá, en donde colaboren el talento juvenil, universidades y empresarios, contribuyendo a la competitividad y el crecimiento económico de la ciudad-región.

Una política pública de Ciudad Inteligente y Amigable tiene en cuenta los componentes humanos, institucionales y tecnológicos que intervienen en su desarrollo, además de los aspectos sectoriales y las mejores prácticas internacionales. Su implementación en Bogotá pasa por la voluntad política de la nueva alcaldesa y el Concejo Distrital y se refleja, aprovechando la amplia base regulatoria nacional y distrital, en el Plan de Desarrollo, la apropiación presupuestal y la planeación distrital.

También es fundamental contar con una institucionalidad fuerte que dirija dicha política pública en concertación con las secretarías y entidades del Distrito y en colaboración con el Gobierno Nacional y la empresa privada. Bienvenida Claudia López al universo de la Ciudad Inteligente y Amigable.

* En Colombia: ex-Alto Consejero Distrital de TIC de Bogotá y ex-miembro de las juntas directivas de ETB y EEB.

Artículo publicado en la página web https://agoradeldomingo.com, de libre difusión citando la fuente.