Elecciones 2010 o el olvido de los colombianos en el exterior

Un mes ha transcurrido desde las pasadas elecciones parlamentarias y aún el Consejo Nacional Electoral no ha dado los resultados de los puestos de votación fuera de Colombia. Habiendo participado en estas elecciones como candidato del Polo a la Cámara de Representantes por los colombianos en el exterior, felicito al candidato que haya sido electo y le deseo éxitos en el fortalecimiento de una política pública migratoria integral.

Mauricio Trujillo Uribe *
Madrid, 14 de abril de 2010

¡Un mes ha transcurrido desde las elecciones parlamentarias del 14 de marzo y no conocemos aún quién será el vocero en la Cámara de Representantes por los colombianos en el exterior, ni tenemos los resultados de la votación en el exterior! Absurdo retardo de la Registraduría, cuyo primer y único boletín fue emitido el 15 de marzo, con 41% de mesas escrutadas, y luego retirado de la página institucional.

Éste es un hecho lamentable que deja perplejos a quienes vivimos fuera de Colombia y genera un ambiente de suspicacia sobre la transparencia de los resultados en el exterior. Tanto más que el número de votos en la circunscripción internacional es reducido: se estima que en estas elecciones no supera los 50.000. En efecto, asistimos en el exterior a una abstención de cerca del 85% sobre casi 350.000 cédulas inscritas, un número a su vez pequeño frente a una población emigrante de más de 4 millones de colombianos.

La escasa participación electoral en el exterior está en parte ligada al sentimiento de desinterés que experimentan muchos compatriotas. Otra actitud podría esperarse si el Estado colombiano desarrollara políticas de mayor alcance sobre sus comunidades en el extranjero. Por ejemplo, las remesas que envían los emigrantes representan hoy cerca de 5.000 millones de dólares anuales, el segundo rubro de ingresos del país después del petróleo. Así, el impuesto nacional a las remesas, alrededor de 36.000 millones de pesos por año, podría alimentar un fondo de fomento para ofrecer créditos baratos a los emigrantes que presenten proyectos de pequeña empresa en sus países de residencia, y para financiar un banco de proyectos que promueva y respalde el retorno digno al país.

De otro lado, esta escasa participación electoral también se debe al desconocimiento que tienen los emigrantes sobre las elecciones mismas: cómo y dónde votar cuando se vive fuera del país. A diferencia de México, Ecuador y otros países con alta diáspora como Colombia, los cuales adelantan en el exterior vastas campañas institucionales de información pedagógica, nuestro país brilla por su ausencia.

Tampoco ha sido favorable la decisión de la Cancillería colombiana de no autorizar la publicación de los programas de los candidatos a la Cámara de Representantes por la Circunscripción Internacional en las redes sociales del Ministerio de Relaciones Exteriores, como RedEsColombia y otras. Otros países sí lo hacen.

El corto tiempo para inscribir la cédula en los consulados es igualmente una causa determinante de la baja votación en el exterior. ¡Para estos comicios de 2010 las autoridades electorales dieron apenas algo más de un mes a finales del año pasado! Tratándose del colombiano «de a pie», que en general reside lejos de los consulados y sólo va a éstos cuando lo necesita, lo normal es que dicho censo electoral esté abierto de manera permanente durante los cuatro años anteriores a las elecciones.

Por si fuese poco, en esta ocasión el número de votos nulos en el exterior parece ser muy alto, a juzgar por el hecho de que muchas personas marcaron en el tarjetón electoral tanto la lista para la Cámara internacional como las listas por las comunidades indígenas y negras, debido al confuso diseño del tarjetón.

Los colombianos en el exterior exhortamos a las autoridades electorales para que realicen los correctivos pertinentes con miras a las elecciones presidenciales del próximo 30 de mayo. Y esperamos del Congreso y del Gobierno, que se posesionarán el próximo 20 de julio, que presenten las reformas electorales necesarias para garantizar amplia información, transparencia y eficiencia en los comicios del 2014.

Se requieren, entre otras reformas, las relacionadas con la eliminación del voto preferente, los mecanismos para impedir las distintas modalidades de fraude, la financiación anticipada de las campañas, la ampliación de la circunscripción internacional para la Cámara de Representantes y la creación de una circunscripción internacional para el Senado de la República. En un mundo globalizado como el nuestro, el Estado colombiano acompañar las comunidades de emigrantes colombianos en dos campos fundamentales: su integración a las sociedades donde residen y el mantenimiento de sus lazos con Colombia.

Habiendo participado en estas elecciones parlamentarias como candidato del Polo Democrático Alternativo a la Cámara de Representantes por los colombianos en el exterior, felicito al candidato que haya sido electo a este cargo de servidor público, cualquiera que sea, y le deseo éxitos en el fortalecimiento de una política pública migratoria integral.

Mauricio Trujillo Uribe *
Madrid, 14 de abril de 2010

* Miembro de la Dirección Nacional y del Comité Ejecutivo Nacional del Polo Democrático Alternativo. Miembro de la Comisión de Asuntos y Relaciones Internacionales del Polo.


Opinión que sólo compromete a su autor, de libre difusión, citando la fuente, el autor y publicando fiel copia de la misma

Fuente: página Web Polo Democrático Alternativo

Foto: Germán Guzmán N