Hacia una izquierda democrática, moderna, viable y responsable

Transformar el Polo Democrático Alternativo, de una izquierda todavía tradicional hacia una izquierda moderna con propuestas viables y actitud propositiva.

Mauricio Trujillo Uribe *
Madrid, 6 de diciembre de 2008

Reciban todos ustedes, colombianos residentes en Madrid aquí presentes, un caluroso saludo. Igualmente, un fraternal saludo a las delegaciones del Partido Socialista Obrero Español y de Izquierda Unida que nos acompañan en este primer encuentro del Polo Madrid.

Como todos ustedes saben, el día 26 de octubre pasado se realizaron las elecciones internas del Polo para elegir los delegados al Congreso Nacional que tendrá lugar en febrero de 2009. Expreso mi agradecimiento y reconocimiento a los polistas en el exterior que respaldaron mi aspiración, trataré de representar las propuestas de los colombianos en el exterior lo mejor posible.

Nos encontramos en un momento en el que el presidente Uribe y su gobierno comienzan a tener el sol a sus espaldas. ¿Por qué lo decimos? En primer lugar, cuando uno mira la situación del modelo económico que ha adelantado Uribe, es un modelo económico neoliberal que lo hace depender muchísimo del flujo de inversiones desde el exterior. De hecho durante los últimos 4 años han entrado cerca de 10 mil millones de dólares anuales al país. En parte gracias a la bandera de la doctrina de la seguridad democrática dando confianza a los inversionistas, hay que decirlo, pero ese modelo comienza a hacer crisis en la medida en que aparece ahora la crisis mundial y el flujo de dinero que entra al país comienza a debilitarse, de hecho ya aparecen los primeros síntomas de recesión industrial y hay sectores de la clase empresarial que comienzan a cuestionar y a voltear la espalda a Uribe, hay diferentes manifestaciones en ese sentido.

Otro aspecto importante, interesante en el plano internacional: Obama acaba de ganar, el nuevo presidente de Estados Unidos es una persona que esperamos tenga una actitud diferente y una mirada diferente hacia Colombia. Cuando el presidente Uribe estuvo en Estados Unidos, cometió un error político y diplomático muy grande, le apostó todo a McKein y ni siquiera tuvo la perspectiva de reunirse con Obama y de tener con él un diálogo, puso todos sus huevos en el cesto McKein y salió elegido Obama. Eso va a influir. Pero además es posible que finalmente Obama puede llegar a un acuerdo de convivencia con el presidente Chávez de Venezuela, y que éste comience a asumir más de protagonismo en la región desplazando ante la administración americana al propio Uribe.

Hay otro aspecto que podría decirnos también que influye en este sol que comienza a llegarle a las espaldas, es el hecho de que su política de seguridad democrática ha tenido una estocada de fondo con esto que se acaba de descubrir y que se llaman falsos positivos, que en el fondo, no es ni más ni menos que la ejecución sumaria, el asesinato, de personas que han conseguido en la calle, personas de extracción humilde, que las han llevado engañadas a otras ciudades ofreciéndoles trabajo, que las han eliminado y las han presentado como guerrilleros muertos en combate por las Fuerzas Armadas, un crimen de lesa humanidad, y hay sectores de la ciudadanía que comienzan a tener una mirada diferente y muy crítica, en particular la comunidad internacional. Ese es otro de los elementos importantes que hay que tener en cuenta.

Y los últimos acontecimientos: la reelección de Uribe parece que comienza a embolatarse seriamente, ustedes saben que hay una solicitud de referendo que se ha adelantado para que Uribe pueda ser elegido de nuevo presidente en un tercer mandato. Bueno, esa iniciativa no ha pasado, no ha sido aceptada, fue rechazada por la Comisión Primera de la Cámara, ello no significa que la pelea esté ganada, ello no significa que el proceso esté terminado, pero es una sorpresa y de alguna manera en esto ha influido muchísimo en la pérdida de imagen de Uribe.

Otra ampolla que se ha levantado en algunos sectores de la ciudadanía se debe a aquello que ustedes conocen como las pirámides, que es un sistema financiero que ha traído la quiebra para pequeñoos ahorradores, y todo esto porque el gobierno no intervino a tiempo, ni logró regular esto, no hizo regulación en materia financiera y hoy se le está convirtiendo en un bumerang.

Pero además de eso aparecen en el seno del uribismo fisuras. Allí tenemos ya diferentes sectores del uribismo que comienzan a tener sus líderes, hay un sector liderado por el senador Vargas Lleras que hasta el momento ha representado de alguna manera al sector dominante pero ahora comienza a tener aspiraciones propias y otra cosa interesante es que el partido conservador acabó de tener un millón trescientos mil votos en las elecciones de consulta interna que acaban de realizarse. Vamos a decirlo de otra manera: en el bloque dominante comienzan a aparecer diferentes aspiraciones, diferentes protagonismos y eso también a su vez también debilita la fuerza de Uribe.

Entonces, en esta crisis del modelo uribista que comienza a aparecer en el horizonte, el Polo tiene posibilidad de ganar las elecciones del 2010. Nosotros no estamos pensando en el 2014, estamos pensando en llegar al gobierno en el 2010, dentro de dos años, y creemos que ello es posible. Desde luego, no hay que bajar la guardia, hay que entender bien la situación. Uribe posee de todas maneras un capital de popularidad que es innegable.

A su vez, nosotros también tenemos como Polo diferencias internas que esperamos superar en el próximo congreso nacional del partido que tendrá lugar en febrero 2011. ¿Qué es lo que vemos sobre este congreso?

El primer tema es en relación al conflicto armado interno que vive el país. ¿Qué actitud se toma frente a los movimientos insurgentes, qué actitud se toma frente al problema de los secuestrados y los rehenes militares? En eso hay matices, pues hay todavía en algunas tendencias del partido una falta de total contundencia al respecto.

Consideramos que debemos ser absolutamente intransigentes, absolutamente claros, no tener absolutamente ninguna ambigüedad en el sentido de dar un NO rotundo al uso de las armas con fines políticos. Exigirle a la guerrilla, exigirle a los grupos armados insurgentes, la liberación inmediata e incondicional de todos los secuestrados y todos los rehenes. Exigirle igualmente, al paramilitarismo y al gobierno nacional que saquen adelante un proceso real de justicia y de reparación a las víctimas.

En otras palabras, en este tema fundamental esperamos que del Congreso Nacional del Polo salga una definición absolutamente clara. ¿Por qué? Miren, es muy sencillo: durante muchos años, desde su inicio, las guerrillas se han reivindicado de izquierda y hoy, cuando el Polo Democrático Alternativo se reivindica de izquierda, no obstante que siempre hemos aclarado públicamente que somos una izquierda democrática y social, en el imaginario de sectores populares, en gran parte de la opinión pública, hay una cierta confusión, se genera en las mentes una amalgama entre unos y otros, aún más cuando el propio presidente Uribe se ha dedicado a decir que somos guerrilleros de civil, infundio y mentira premeditada difundida generosamente por los medios de comunicación.

De ahí la importancia de tener una posición absolutamente clara, no basta con que se diga en los estatutos del partido. Frente a cada coyuntura, frente a cada situación tenemos que ser claros. Nosotros no estamos con el uso de las armas, y al contrario consideramos, que ello le da oxígeno al gobierno de Uribe, y ese uso de las armas le cierra espacios a la lucha de la izquierda democrática y social, ese es un primer punto.

Un segundo punto que debemos que resolver es qué vamos a hacer frente a las elecciones. Bueno, hay dos hipótesis, vamos a poner las cartas sobre la mesa, interesante que tengamos elementos para juzgar y que sepamos por dónde van las cargas, hay básicamente dos posiciones:

La primera: buscamos desde el primer momento un candidato de una gran coalición democrática que incluya al Polo y a otros sectores que denominamos progresistas y democráticos y ojalá ese candidato de esa gran coalición democrática evidentemente sea el candidato del Polo, pero en un acuerdo con las otras fuerzas necesariamente tendrían oportunidad todos los demás candidatos, y todo eso sobre la base de un acuerdo, de un programa que se denomina mínimo, un programa que incluya básicamente tres cosas:

Uno, una reforma al uso y tenencia de la tierra, no olvidemos que cuando uno mira la estructura y la conformación de la guerrilla y de los grupos paramilitares, la inmensa mayoría de las bases de esos sectores son sectores campesinos, y que la tierra hoy en día hay 22 millones de hectáreas en manos de 13 mil personas solamente y que la mafia del paramilitarismo se ha queda con más de la mitad de la tierra. Entonces una reforma al uso y tenencia de la tierra es un mínimo fundamental.

Dos, una reforma al Estado para impedir la influencia de la mafia y el paramilitarismo dentro de las instituciones públicas. Así como hay que rescatar la tierra, hay que rescatar el Estado de la mafia y la corrupción.

Y tres, un paquete con medidas de carácter social que permita la convergencia de una amplísima coalición democrática que pueda derrotar a Uribe o al proyecto uribista.

La segunda posición, necesariamente se refiere a cuál propuesta de paz le vamos a hacer al país. El pueblo colombiano, quiere la paz. Y es paradójico lo que sucedido: cuando el pueblo colombiano pensó que con el gobierno de Pastrana podía conseguir la paz por la vía de la negociación, votó por Patrana. Pero cuando el pueblo colombiano vio que la negociación no funcionaba entonces apoyó la vía militar frente a los grupos insurgentes votando por Uribe.

Sin embargo, un partido como es el nuestro, el Polo Democrático Alternativo, que quiere ganar, que quiere transformar el país, que quiere ganar el favor de la ciudadanía, porque el poder se gana a través de los votos y de la movilización, tiene que hacer una propuesta de paz al país. ¿Cómo la entendemos nosotros? Ahí también hay otros dos enfoques diferentes, la propuesta de paz que es una negociación entre beligerancia y gobierno no es nuestro enfoque, o la propuesta de paz es un diálogo nacional que incluya al conjunto de la sociedad y allí los grupos insurgentes son una de las partes.

Entonces todo esto se va a definir en el Congreso, todo esto se va a analizar. Vamos también a discutir otros problemas que tenemos, no hemos logrado incorporar suficientemente a los jóvenes, en eso tenemos un hueco enorme, otro problema que tenemos grave: no hemos logrado desarrollarnos en las regiones, somos bicéfalos, hemos logrado una gran desarrollo en Bogotá, hemos logrado tener dos veces la alcaldía, tenemos gobiernos amigos locales y departamentales, como es el caso de la gobernación de Nariño, del gobierno de Cali de Jorge Iván Ospina, o el de Judith en Cartagena, María Mulata. Pero en realidad en las regiones estamos en casi cero, y no estoy exagerando. Tenemos ahí mucho por hacer. Pues bien, todo esto se va a discutir en el Congreso, todo esto se va a analizar.

Nosotros en el exterior, la tendencia que hemos llamado Izquierda Social y Democrática, presentamos una lista, la lista 113, y una lista para jóvenes, la lista 62. Esas listas que nosotros presentamos, obtuvieron el 70% de los delegados al Congreso. Vamos a trabajar todos sobre estos temas, queremos ser serios, queremos llevar ponencias por escrito. Vamos a articular y vamos a buscar entre nosotros llevar aportes reales y, en particular, desde luego, un tema que es fundamental para nosotros, el tema sobre los problemas de la inmigración.

Tenemos ideas, tenemos iniciativas, por ejemplo, cómo reducir los costos de envío de remesas, hay que extender el acuerdo que España y los países del mercado Andino han firmado sobre las cotizaciones para las jubilaciones y la seguridad social. En Europa, para que ese acuerdo tenga vigencia debe estar firmado por seis países de la comunidad, por ahora sólo lo ha hecho España, y nosotros tenemos que jugar un papel de cabildeo, de diplomacia, para acelerar ese tema.

Entonces nos vamos a poner de acuerdo, vamos a trabajar las ponencias. Agradezco la atención prestada a mis palabras y termino diciendo esto: vamos con espíritu unitario al Congreso, vamos a buscar que la unidad del Congreso se mantenga, vamos a buscar un rumbo nuevo, vamos a exponer nuestros puntos de vista sobre ese rumbo nuevo.

Queremos sacar al Polo de una izquierda todavía tradicional en lo fundamental, hacia una izquierda moderna, civilista, democrática, que tenga propuestas viables, que sea propositiva, que presente alternativas realistas, pero ello no significa exclusión de nadie. Hay que buscar consensos, si no se logran están las reglas de las mayorías. Hay que salir de ese Congreso Nacional a buscar el triunfo en las elecciones del 2010, si el Polo hace bien la tarea ello es posible. Gracias.

Mauricio Trujillo Uribe *
Madrid, 6 de diciembre de 2008

* Miembro de la Dirección Nacional y del Comité Ejecutivo Nacional del Polo Democrático Alternativo


Texto que sólo compromete a su autor, de libre difusión, citando la fuente, el autor y publicando fiel copia del mismo

fuente: Palabras en el encuentro de colombianos residentes en Madrid, adherenes y amigos del Polo Democrático Alternativo

Foto: Archivo particular