Palabras en memoria de Bernardo Gutiérrez

Su visión humanista de la sociedad, su gusto por la historia, la gente y el mundo; su actitud trascendente y a la vez su buen humor ante lo importante y lo nimio; su valentía frente a su enfermedad y su voluntad de beberse el día a día a grandes sorbos, ese era Bernardo.

Mauricio Trujillo Uribe *
Roma, 24 de abril de 2008

Conocí a Bernardo relativamente hace poco, aun cuando su estadía en Europa llevaba ya varios años. Un día, a comienzos de 2007, envió un mensaje manifestando su deseo de impulsar y apoyar el Polo Democrático Alternativo en Italia junto con otros compatriotas residentes en ese bello país.

Respondí a su mensaje en mi condición de coordinador del Polo Europa para ese entonces. Allí comenzamos una correspondencia y una comunicación asidua que se mantuvo hasta los últimos días de su vida, en la que pronto descubrí y aprecié su personalidad generosa y calurosa, a la vez firme y recia; su alma de “paisa” grande, su corazón de colombiano y su condición de ciudadano universal; su visión humanista de la sociedad, su gusto por la historia, por la gente y por el mundo; su actitud trascendente y a la vez su buen humor ante lo importante y lo nimio; su valentía frente a su enfermedad y su voluntad de beberse el día a día a grandes sorbos; en fin, su compromiso militante con la vida y las ideas.

De Bernardo, en este último año y medio de intercambio y discusión, siendo contemporáneos, habiéndonos “conocido de oídas” en el pasado y sintiéndonos identificados en muchas cosas, tuve la oportunidad de escuchar anécdotas y reflexiones sobre su vida: su adolescencia en Antioquia, la influencia en él de las ideas revolucionarias de la época, su vida guerrillera en el EPL, la evolución de sus ideas en razón de los nuevos contextos nacionales e internacionales, su decisión de seguir luchando por la transformación política de nuestro país ahora enarbolando las banderas de la apertura política, la solución negociada al conflicto armado y los cambios democráticos por vías pacíficas, políticas y ciudadanas; su paso por el Congreso de la República, su amor por la familia, las amenazas a su vida y su viaje al “Viejo continente”.

Bernardo y varios compañeros promovieron la constitución del Polo en Italia a mediados de 2007 y desde su condición de coordinador del mismo dedicó buena parte de sus energías a respaldar iniciativas internacionales relacionadas con el Polo, la primera de ellas, dar a conocer ante instituciones oficiales y partidos políticos la existencia del PDA, su visión de la realidad colombiana y su condición de partido político de carácter civilista, pluralista y de izquierda democrática. Igualmente contribuyó a desarrollar las relaciones con líderes de izquierda y del centro político de ese país, como Walter Veltroni y otros, abriéndole paso a las agendas de visita que el año pasado y este año realizaron algunos dirigentes del PDA como Antonio Navarro y Samuel Moreno en materia de cooperación internacional. También recordamos su participación en foros internacionales, el último en diciembre pasado en Getafe, España, con motivo de la II Plenaria Internacional por la Paz en Colombia.

Bernardo queda en nuestro recuerdo como un hombre valioso, como un dirigente consecuente con sus ideas, protagonista de uno de los procesos de paz, paz que tanto necesita Colombia, como alguien que vivió el exilio con entereza y se ganó el aprecio de mucha gente en Italia, como testimonia el acto masivo de su sepelio, como un amigo y compatriota que murió con la nostalgia de no haber regresado a su tierra, pero que desde el exterior se mantuvo siempre optimista y activo en su compromiso con la democracia y la paz para Colombia.

Mauricio Trujillo Uribe *
Roma, 24 de abril de 2008

* Miembro de la Dirección Nacional y del Comité Ejecutivo Nacional del Polo Democrático Alternativo. Miembro de la Comisión de Asuntos y Relaciones Internacionales del Polo.


Opinión que sólo compromete a su autor, de libre difusión, citando la fuente, el autor y publicando fiel copia de la misma

Fuente: Texto para el sepelio de Bernardo Gutierrez

Foto: portal Progresistas Caldas